No cabe duda de que las aplicaciones son un área de oportunidad sin igual y todo parece indicar que seguirá creciendo. En 2012, las aplicaciones móviles registraban ingresos por 18 mil millones de dólares a nivel global, mientras que para finales de 2017 se prospecta que acumulen poco más de 76 mil millones de dólares.

Aunque muchos empresarios han prestado atención a la importancia de los dispositivos móviles y de las aplicaciones, no se está aprovechando todo el potencial que éstas tienen. Bien utilizada, una aplicación puede ser una influyente y poderosa herramienta de marketing para tu empresa.

En Ulama Labs hemos visto el potencial en las aplicaciones como generadores de demanda y de tráfico en tu sitio web, elementos ideales si lo que buscas es crecer tu marca. Porque en Ulama nos interesa que crezcas tu negocio utilizando tecnología, aquí te damos tres tips para que aproveches las aplicaciones al máximo.

1. Utilidad, interactividad y ahorro de tiempo

Las aplicaciones se pensaron para hacer cosas en unos cuantos toques a la pantalla, pero en los últimos años, los usuarios demandan que sean útiles para tareas cotidianas (compras, transporte y hasta limpieza de sus hogares), que les permitan interactuar con sus conocidos y con las empresas que les interesan y que les ahorren tiempo en todos los ámbitos. Así, debes tener una aplicación que genere valor, resuelva problemas para los usuarios o resulte enormemente adictiva, el punto es que le de un beneficio tal al usuario que no pueda desprenderse de ella. Tampoco olvides la usabilidad, tu aplicación debe tener una interfaz amable, ser fácil de usar y con canales de comunicación 100% funcionales.

2. Haz una estrategia de marketing

De nada servirá que desarrolles una app si aún no sabes cómo aprovecharla. Es vital que tengas una estrategia de marketing con objetivos claros, de otro modo será un desperdicio de recursos. Evita anuncios sin sentido dentro de la aplicación, el usuario puede cansarse y eliminarla. Mejor ofrécele contenidos de valor (vídeos, textos o contenidos descargables), cupones o descuentos atractivos y, por qué no, comunicación con tu marca. También es una buena idea que te apoyes de influencers, bloggers o prensa para posicionar tu aplicación en los nichos en los que más te conviene.

3. Una app diferente

Tan solo la App Store de Apple reporta que tiene más de 400 mil aplicaciones con usos diversos listas para descargar, sin mencionar que cada día se crean miles más, entonces ¿por qué la tuya es importante? Ahí comienza tu labor. Haz que tu app sea de verdadera ayuda para el usuario, pero sobre todo, que se distinga del resto, ya sea por su diseño, por su rapidez o incluso por la identidad de tu empresa si es que esta ya tiene una sólida presencia de marca. No obstante, es importante tener en cuenta en todo momento quién es tu público, qué necesitan, si ya hay algo parecido en el mercado y cómo puedes mejorarlo para ellos. Como un consejo extra, haz que la aplicación sea gratuita, tus usuarios lo agradecerán y no pensarán dos veces en descargarla.