Tener una tienda en línea se ha vuelto un imperativo si tu empresa comienza y si quieres ganar presencia en el mercado. Los e-commerce han crecido exponencialmente (30% sólo en el último año) y todo es gracias a los usuarios que cada vez confían tareas más simples al Internet.

Así, los hábitos de consumo se han ido modificando poco a poco y con ellos, las empresas han tenido que virar hacia plataformas online. Aún así, a los expertos les extraña que sean justo los empresarios quienes no sepan cómo entrar a este nuevo sector de manera innovadora.

Hay ciertas claves para vender en línea, pero es necesario esquivar los clichés que se han generado alrededor de los e-commerce (inseguras, fraudes bancarios y robo de datos, por mencionar algunos). Por lo anterior, Ulama Labs tiene ciertos mandamientos si quieres iniciar a vender en línea, te los compartimos a continuación.

1.Ten una plataforma confiable y segura

Si vas a comenzar una tienda en línea es fundamental que tu plataforma sea moderna, estable y amigable con los usuarios. Debe ser sencillo y accesible para las plataformas móviles, cada vez más usadas por los compradores, y en general ofrecer una experiencia libre de estrés.

La experiencia que tengan de tu comercio electrónico definirá si regresan a tu web o no. Los usuarios más jóvenes valoran la estética, la atención pre y post venta de tu página, sin mencionar la variedad de productos que ofreces.

Además, toma en cuenta que tus clientes te brindarán información personal delicada (direcciones, números de tarjetas y claves) y tu sitio web debe estar blindado para proteger esos datos contra ataques cibernéticos. Este aspecto es particularmente importante, pues si no tienes cuidado puede dañar permanentemente la reputación de tu marca en Internet.

Como un consejo extra, sé transparente con los gastos adicionales, los plazos de entrega, las políticas de devolución y reembolsos.

2. Destaca las mejores características de los productos mediante foto y texto

No sólo basta con decirle a tus potenciales clientes por qué tu producto es el mejor, necesitas mostrárselo. Las distintas plataformas permiten que la comunicación se apoye de fotografías y vídeos, eso incrementa la confianza del consumidor para adquirir tus servicios o productos. Preocúpate por la calidad de estos medios porque quizá sea el primer contacto con potenciales clientes, así que deben ser originales y reflejar la personalidad de tu empresa. También es positivo si ofreces visiones desde distintos ángulos o, si se trata de algún producto digital, dales un demo. Te lo agradecerán.

3.Contacto constante con tus clientes

La comunicación sin fronteras de tiempo y espacio es una de las grandes ventajas de las ventas en línea. Tu página debería prestar especial atención al directorio y al contacto, ya que si alguien quiere preguntarte algo es vital que les des datos correctos y de manera rápida.

Asimismo, mantente alerta del feedback de tus clientes, eso también cuenta como comunicación y el valor agregado de tener una tienda en línea radica en que las quejas y sugerencias ayudarán —o perjudicarán, según sea el caso— a tu producto.

4. Promociona los productos usando redes sociales

En la actualidad, las personas ya no se impresionan por campañas de publicidad tradicionales, sino que prestan atención a los que sucede en su mundo más inmediato: las redes sociales.

Si quieres atraer a tus clientes a una tienda en línea es imprescindible mostrar las características de los productos. En este sentido, algunas redes sociales enfocadas a las imágenes pueden resultarte especialmente benéficas. Este es el caso de Instagram o Pinterest. Otras redes sociales como Facebook pueden servir más para dar un poco más de detalles sobre los productos y las dinámicas de compra, y junto con Twitter, es una poderosa herramienta de servicio al cliente.

Toma en cuenta que cada una de las redes sociales atrae a perfiles distintos y por tanto, tu marca se debería de adaptar a cada una de ellas por medio de estrategias que mantengan la esencia de lo que deseas promover. Aunque los contenidos se esperan con cierto valor, ya sea informativo o estético, para que les presten atención. Nada de vender por vender, concéntrate en crear una comunidad y no sólo en hacer publicidad.

5. Apóyate en el e-mail marketing

Los newsletter son poco valorados porque su plataforma suele ser el correo electrónico, pero a menudo se olvida que es una forma en la que el cliente da permiso a las marcas para entrar en su mundo.

Este tipo de campañas son un arma poderosa si se manejan con cuidado y con una estrategia clara. Con un correo mensual puedes atraerlos a tu sitio web, conocer sus gustos y así, personalizar las ofertas o descuentos con base en lo que han adquirido de tu empresa. Igualmente es factible que se puedan interesar en nuevas cosas gracias a la información selecta que le has enviado al mail. Si respetas su privacidad y tienes su permiso, el e-mail marketing jugará a tu favor.

En Ulama Labs nuestro principal interés ayudarte a hacer crecer tu negocio con herramientas tecnológicas. Si lo que te interesaes  montar una tienda en línea estable, atractiva y fácil de usar, o bien, saber más sobre plataformas digitales para tu marca, contáctanos y con gusto te ayudaremos.