Tener las riendas de un pequeño negocio a menudo significa estar en una posición en la que debes afianzarte de todos los recursos necesarios para continuar creciendo. En este sentido, no existe aliado más poderoso que la tecnología, que te permite maximizar tus resultados con una inversión mínima de presupuesto.

Ya sea para administrarte efectivamente, optimizar procesos, comunicarte mejor con tus clientes o llegar a nuevos mercados, encontrarás en la tecnología a un valioso aliado que más temprano que tarde terminará por convertirse en un valioso jugador de tu equipo. Bien aplicado, puede convertirse en ese elemento que te dará una importante ventaja competitiva.

Por supuesto que con tecnología no nos referimos a gigantescas computadoras capaces de realizar miles de operaciones matemáticas por minuto, pues a fin de cuentas, ¿de qué le serviría eso a un pequeño negocio? Con tecnología nos referimos a software y plataformas que resuelven necesidades tanto para la administración de las PyMEs como para sus clientes, soluciones hechas a la medida para acelerar y escalar negocios de acuerdo a sus necesidades particulares.

Estos son sólo algunos aspectos de tu negocio que podrías mejorar con tecnología:

  1. Establecer una firme presencia en línea.

La reputación es uno de los pilares esenciales de cualquier negocio e Internet es tan buen lugar como cualquiera para comenzar a construir una buena reputación.

Es básico contar con un sitio web que muestre los productos que ofreces, un canal de contacto y la ubicación de tu local. Adicionalmente puedes abrir redes sociales para mantener un canal abierto a la retroalimentación y solicitudes de información de tus clientes.

Un sitio web te volverá fácil de encontrar por tus clientes en buscadores y lo más probable es que te ayude a encontrar nuevos.

  1. Organizarte

La organización es básica para las empresas de cualquier tamaño y con las herramientas adecuadas podrás almacenar y organizar toda la información que necesites para llevar adelante a tu negocio.

Ya sea información sobre las preferencias y datos de cada cliente, el contacto de proveedores, fechas de entrega, o bien para medir el avance de los proyectos y darle seguridad a los números del negocio, nada como software hecho a la medida para resolver las necesidades organizacionales de tu empresa.

Tener un negocio a tu cargo nunca es sencillo pero con las herramientas digitales adecuadas puedes desprenderte sin problemas de procesos engorrosos que te quitan tiempo para dedicarte a lo verdaderamente importante de crecer un negocio.

  1. Mantenerte en contacto

Con herramientas como newsletter, blogs o redes sociales puedes mantener contacto con tus clientes en caso de que tengas nuevos productos u ofertas que puedan interesantes a tus clientes.

También mediante estos canales puedes encontrar qué es lo que le interesa a tus clientes y enfócate en ofrecerles contenidos de este tipo. Más que intentar cerrar una venta, tu mentalidad debe ser la de agregarle valor a tus clientes a través de todos los canales posibles para que tengan presente tu marca.

  1. Podrás abrir nuevos canales de venta

Una tienda en línea automáticamente expande tu mercado a todo el mundo. Cada vez son más las ventas que se cierran a través de estos canales, y es una opción particularmente valorada por el público millennial. Nunca había sido tan buen momento como ahora para abrir una tienda en línea.

Piénsalo como un escaparate de tus products que está abierto las 24 horas y con capacidad ilimitada.

Incluso para las ventas que hagas a través de canales tradicionales te puedes beneficiar de usar tecnología. Con gadgets como Clip o Billpocket, puedes aceptar pagos con tarjeta de crédito o débito sin mayor problema. Mientras más opciones tengas, más clientes felices tendrás.

  1. Puedes darle seguimiento fácilmente a todo

Con el software correcto puedes darle seguimiento automatizado a las ventas, inventarios o cualquier parámetro que necesites medir. Esto te permite no sólo registrar información de manera automatizada sino también consultarla rápidamente y mediante una inferfaz sencilla que se adapte a tus necesidades.

Ya sea software para administrar la relación con los clientes, las ventas o para administrar contenidos, lo más probable es que exista una solución allá afuera para ti, pero aún si lo que necesitas es algo muy específico de tu industria o negocio, en Ulama estaremos encantados de asesorarte.

  1.  Los datos son tus amigos

Independientemente del tamaño que tenga tu empresa, puede beneficiarse de recolectar, analizar y utilizar datos. Estos pueden darte información valiosa sobre quiénes son tus clientes, sus hábitos de consumo y lo que dicen sobre tu marca.

A partir de esta información puedes diseñar estrategias de marketing para enfocar tus esfuerzos hacia los grupos de clientes que se han probado más valiosos.

Desde el comportamiento del cliente en tu sitio web (¿en dónde se para el proceso de compra?), conversiones y los resultados de tus campañas, son sólo algunas de las formas en las que podrás tomarte el pulso a diversos aspectos de tu negocio. Con esta valiosa información de la mano puedes implementar nuevas y mejores estrategias que sin duda te ayudarán a despegar tu negocio

¿Necesitas ayuda para implementar soluciones tecnológicas a tu empresa? En Ulama podemos ayudarte. Contáctanos para una consultoría en materia tecnológica o para cotizar proyectos o plataformas, con un aliado tecnológico nada podrá detenerte para escalar tu negocio y llegar a nuevos mercados.