La velocidad es la característica distintiva de nuestra época. Quienes adaptan las nuevas tecnologías primero son los que destacan en la perpetua carrera que es tener un negocio. Los demás se van quedando atrás y corren el riesgo de ser pisoteados por rivales que sí supieron adaptar su negocio a los vertiginosos tiempos en los que vivimos o sufren un destino todavía peor, ser olvidados por un público cada vez más acostumbrado a consumir bajo sus propios términos.

No sólo la industria demanda velocidad, el público también lo hace. Sitios más ligeros, tiempos de carga más veloces, interfaces que se adapten a diversos dispositivos, sin mencionar optimización de plataformas y contenidos para que estos sean mejor tratados por los buscadores.

Atrás quedaron los días en las que el área tecnológica de tu negocio se le podía relegar a un “webmaster”. Es una realidad que para seguir creciendo las empresas necesitan aliarse con desarrolladores veteranos que entienden el fluido entorno tecnológico mejor que nadie.

Para lograr crecer con tecnología no es necesario derrochar grandes cantidades de recursos en gigantescas computadoras que llenen habitaciones enteras, como si de una película de El Santo se tratara. Basta con encontrar soluciones a la medida para las necesidades de tu empresa, tus clientes o ambos.

¿Cómo lograrlo? Sin duda se trata de un camino fluido y que por su naturaleza cambiante nunca se termina de recorrer, tampoco es el mismo para dos empresas aunque se dediquen a lo mismo. Con esto en mente, el equipo de Ulama Labs te recomienda algunos puntos clave para comenzar:

Moverte a la nube te volverá más ágil

Adoptar servicios basados en Internet te permitirá una operación no sólo más rápida sino también más versátil. Esto es particularmente cierto para pequeños negocios, pero en realidad todo tipo de negocio que utilice información se puede beneficiar de montarse en la nube.

Al mantener tu información en un solo lugar, accesible desde cualquier dispositivo, y administrada de una manera eficiente de acuerdo a tus necesidades, te podrás ahorrar una cantidad de potenciales problemas.

Las plataformas basadas en la web requieren de poca inversión, su implementación es sencilla y resulta mucho más práctico al evitar la molestia de tener que instalar paquetes de software en la computadora de cada miembro del equipo, pues con una conexión a Internet basta.

¿Qué puedes hacer en una plataforma web? De todo. Hacer inventarios, llevar seguimiento de tus ventas, prospectos y clientes, revisar las actividades de cada miembro del equipo, el avance de los proyectos, etc. Esa enorme cantidad de tiempo que liberarás al dejar de ocuparte de las pequeñas tareas administrativas te servirá para enfocarte en avanzar a tu negocio.

Lo que no se mide no se puede mejorar

Si no se puede medir, no se puede mejorar. Eso dicta la máxima de administración de negocios y en este aspecto la tecnología puede ser especialmente beneficiosa para una empresa, pues te permitirá medir cada elemento de tu flujo de trabajo. No importa lo específico que sea, lo más probable es que exista una solución tecnológica para medirlo.

Aunque probablemente no quieras llevar esto al extremo de medir el nivel de felicidad durante una conversación entre empleados (como lo hace la marca Hitachi), es probable que te interese darle seguimiento a, por ejemplo, el número de llamadas de clientes que toman tus empleados (y todo lo que tenga que ver con ellas), el avance de las campañas que implementes o hasta el tiempo que pasan en cada aplicación mientras usan equipo de la empresa.

Si bien hay parámetros que por su naturaleza abstracta de plano jamás se podrán medir, existen muchos otros a los que sí se le puede dar un seguimiento puntual, y en una empresa, de cuyos buenos resultados depende el trabajo de una cantidad de empleados, resulta hasta irresponsable no hacerlo.

Los empleados conectados pueden más

La colaboración es, en el fondo, la base de cualquier estructura empresarial. Darle a los empleados herramientas para que puedan trabajar de manera conjunta o comunicarse efectivamente es básicamente expandir las posibilidades de procesos que ya se llevan a cabo naturalmente.

De acuerdo con un estudio de la revista Forbes, las compañías que han adoptado plataformas de colaboración empresarial han visto un incremento considerable en sus números: 12% más productividad, 75% menos llamadas para pedir asistencia y 75% menos tiempo creando y manteniendo contenido.

Este tipo de herramientas podrían beneficiar más a empresas que tienen flujos de trabajo o procesos muy particulares, que podrán encontrar en soluciones hechas a la medida un aliado tecnológico invaluable.

Los clientes son la sangre de tu negocio, asegúrate que todo fluya correctamente

Escuchar a tus clientes te permitirá saber hacia dónde sopla el viento. De lo que haces, ¿qué funciona?, ¿qué le causa más problemas a tus clientes y podrías hacer más sencillo?, ¿qué preocupaciones tienen tus clientes respecto a tu producto?, ¿en dónde se para el flujo de compra? Con los canales de comunicación adecuados podrás conocer el sentimiento de tus clientes respecto a tus productos o servicios, encontrar sus puntos débiles y así iterar rápidamente en caso de ser necesario.

En Ulama Labs nada nos gusta más que desarrollar tecnología que ayude a las empresas a alcanzar su máximo potencial. Ya sea a través de plataformas en línea, aplicaciones para teléfonos móviles, con infraestructura tecnológica, optimización o un sinfín de herramientas, nos encargamos de convertir a la tecnología en un poderoso aliado para ti.