Mientras lees este artículo, el malware Mirai recorre Internet en busca de nuevos objetivos vulnerables para sumar a su ejército de bots. El malware responsable de los ataques a los servidores de Dyn el pasado 21 de octubre, que impidieron el acceso a sitios como Twitter, Netflix y PayPal, fue liberado y su código fuente ya se encuentra disponible para descargar. Las réplicas no se han hecho esperar y ya hay nuevas versiones listas para atacar de nuevo.

Vivir en la era digital implica negocios más eficientes, acceso a nuevos mercados y una comunicación más efectiva, pero también un mayor riesgo de ser víctima de ataques cibernéticos con los peligros que eso conlleva.

Conforme el mercado mexicano va accediendo de manera más firme a la era digital y cada vez más consumidores tienen acceso a nuevas tecnologías, más información se vierte en los servidores de las empresas y este se vuelve un blanco más atractivo ante posibles ciberataques.

Las cifras de la AMIPCI lo comprueban, el número de transacciones en línea se ha incrementado considerablemente en los últimos años y aunque a paso lento, las compras por Internet se van consolidando entre los consumidores mexicanos, particularmente los más jóvenes.

Sin embargo, para poder aprovechar de manera responsable y segura este momento histórico es necesario conocer el contexto y la clase de riesgos a los que están expuestos los negocios mexicanos. En Ulama Labs te recomendamos tener en cuenta lo siguiente. 

México es un país vulnerable a ciberataques y fraudes

Aproximadamente el 13% de los servidores mexicanos han sido atacados con un promedio de 8 ataques por servidor, de acuerdo con la casa editorial Springer International Publishing en Suiza.

No sólo los servidores son vulnerables, sino también quienes realizan transacciones por Internet. La Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros) afirmó que durante el primer semestre de 2015 se registraron casi 30 mil robos de identidad, un 40% más que el mismo periodo en 2014. La misma entidad aseguró que el fraude cibernético se ha incrementado en 260% desde 2014, con 775 mil casos de fraude en comercios electrónico registrados, el equivalente al 92.7% de los casos totales.

Por si esto fuera poco, México se encuentra entre los ocho primeros países del mundo en robo de identidad, de acuerdo con el Banco de México.

De acuerdo con un reporte de la firma Ernst & Young, en México apenas el 19% de las empresas tiene programas de seguridad informática, un número mucho menor al 40% a nivel global. En promedio, una empresa afectada paga hasta 20 mil dólares por corregir daños, de acuerdo con el mismo reporte.

Clonación de tarjetas, robo de datos personales y hasta lavado de dinero

Los delitos que se cometen a través de Internet son tan variados como los del mundo físico. Robo de datos personales, clonación de tarjetas y hasta lavado de dinero son delitos que van en ascenso, así como el robo de archivos de empresas. Este último ha cobrado una popularidad especial los últimos años. De acuerdo con el IMEF (Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas) en 2015 hackers robaron casi 200 millones de archivos de diversas compañías.

Los ciberataques le cuestan al país 3 mil mdd al año

De acuerdo con información de Expansión, México pierde 3 mil mdd al año por ciberdelitos. Conforme aumentan las transacciones vía Internet, las operaciones digitales se convierten en un blanco cada vez más jugoso para los criminales.

En este contexto, resulta cada vez más importante proteger las redes de empresas y privados, pues las pérdidas no implican sólo menos recursos sino también una menor confianza por partes de los clientes.

Ni el gobierno está seguro

De acuerdo con reportes filtrados de la NSA (la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos) por el grupo de hackers conocido como “The Shadow Brokers”, la agencia estadounidense ingresó de manera no autorizada a servidores de la SEGOB (Secretaría de Gobernación), SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social) y de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).

Por si no fuera lo suficientemente grave, el hecho de que esto se haya dado a conocer da a entender que incluso la misma NSA no está exenta de este tipo de ataques.

De acuerdo con expertos consultados por la revista Contralínea, un ataque masivo podría afectar a las instituciones económicas, financieras y sociales, a través del robo de datos personales. Asimismo, podrían ser vulnerables centrales eléctricas o nucleares, lo que podría dejar sin energía a grandes cantidades de gente y paralizar ciudades.

La seguridad digital no es un tema que se deba tratar a la ligera y, al igual que un seguro, se trata de una inversión que desearás haber hecho si te toca ser víctima de un ataque. En Ulama Labs nos encantaría asesorarte. Contáctanos y con gusto agendaremos una reunión para discutir cómo puedes fortalecer tu seguridad digital.